Acnur afirma que mujeres y LGBTI son más vulnerables al desplazamiento en El Salvador

Las mujeres, los jóvenes y las personas de la comunidad LGBTI son «especialmente vulnerables» a sufrir desplazamiento forzado por la violencia en El Salvador, según lo constató la alta comisionada adjunta para los Refugiados de las Naciones Unidas, Kelly Clements.

La Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) , informó, mediante un comunicado, que Clements concluyó este martes una visita a las comunidades afectadas por este fenómeno, atribuido principalmente a la violencia de las pandillas.

«Los jóvenes, las mujeres y las personas LGBTI son particularmente vulnerables, pero con su creatividad, energía y deseo de prosperar, también representan la esperanza de romper los ciclos de violencia», dijo Clements, quien visitó el país centroamericano desde el 9 de febrero pasado.

La experta de la ONU, según el comunicado, «escuchó testimonios de víctimas de desplazamiento forzado interno y violencia basada en género».

«El encuentro propició un espacio de reflexión sobre el impacto desproporcionado que el desplazamiento forzado tiene sobre las mujeres y la urgencia de desarrollar una respuesta diferenciada para ellas», acotó la fuente.

Clements también llegó a una comunidad «en riesgo» en San Salvador para «observar la situación en la que viven las familias salvadoreñas más vulnerables y escuchar a las personas que viven en ese contexto».

Por otra parte, la alta comisionada adjunta se reunió con el vicepresidente salvadoreño, Félix Ulloa, y el Viceministro de Cooperación para el Desarrollo, Víctor Lagos.

En estos encuentros, que también se dieron con otros funcionarios del Gobierno salvadoreño, conoció los esfuerzos para «responder al fenómeno de desplazamiento forzado».

El Congreso de El Salvador aprobó el pasado 9 de enero una ley para proteger a las víctimas del desplazamiento forzado generado por las pandillas más de año y medio después de que la Corte Suprema de Justicia (CSJ) le ordenará emitir la legislación.

De esta forma, este órgano de Estado reconoció oficialmente el fenómeno, que solo en 2018 dejó más de 235.700 personas desplazadas por violencia, según proyecciones de una encuesta nacional de la jesuita Universidad Centroamericana (UCA).

La Acnur, basada en cifras oficiales, estima que alrededor de 71.500 personas se han desplazado internamente por la violencia en El Salvador y que existen aproximadamente 167.000 personas salvadoreñas solicitantes de asilo y refugiadas en el mundo a finales de 2019.

Extraido de: https://www.eldiario.es/politica/Acnur-LGBTI-vulnerables-desplazamiento-Salvador_EDIIMA20200212_0035_4.jpg

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *