El largo camino para aceptar que la transexualidad no es una enfermedad

El género es una construcción social y como tal cualquier persona debe ser libre de auto-identificarse con la expresión de género que le resulte más adecuada, cómoda, saludable para su vida. Esa es la principal razón para no considerar la transexualidad como una patología.

Han transcurrido décadas de luchas para quitar el estigma y la segregación. Sin embargo, no fue sino hasta 2018 cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) admitió que la transexualidad no es un trastorno mental y la excluyó de su lista de enfermedades psicológicas, pero continúa clasificándola como una disfunción sexual física.

Ya en 2012 la Asociación Psiquiátrica Americana (APA) había dado el paso que recientemente siguió la OMS. No obstante, ambas organizaciones han dado una solución parcial al tema de la discriminación hacia personas trans, generada por las infundadas creencias sociales que los etiquetan como enfermos, anormales o hasta perversos. Esos prejuicios son los que han vuelto largo el camino de la aceptación.

Aunque organizaciones e individualidades aplauden los incipientes avances por el reconocimiento de las identidades trans, no por ello se conforman. El objetivo de lograr ser tratados como iguales, especialmente en lo jurídico, médico, educativo y social continúa siendo una prioridad por alcanzar.

Es necesario destacar que mientras se problematice la inconformidad de género, seguirá existiendo un estigma social hacia las personas con identidades trans.

En ese sentido, vale destacar que la identidad de género como parte de la expresión de la personalidad es un derecho humano fundamental y en ningún caso ello debe ser señalado como enfermedad.

Asimismo, la transexualidad no limita a ningún individuo física o mentalmente para desenvolverse como ciudadano en lo personal o laboral, por esa razón tampoco puede considerarse una enfermedad. Voz Latina LGTBI defiende la bandera de la diversidad que incluye la transexualidad como identidad válida de cualquier persona. Ser transexual es una expresión que puede manifestarse en cualquier ser humano y ello en sí mismo no impide que la persona desarrolle y aporte a la sociedad todos sus potenciales. Los prejuicios y la discriminación son los únicos flagelos que sí pueden causar terribles enfermedades y males como la depresión, la baja autoestima y hasta la muerte.

Referencia:

https://actualidad.rt.com/actualidad/277444-oms-excluye-transexualidad-enfermedades-mentales

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s