El riesgo de ser lesbiana en Colombia

Fuente de imagen: Internet

Durante los últimos 50 años, Colombia no ha dejado de ser noticia por el tema de la violencia. Este flagelo no sólo se remite a grupos paramilitares o a la inseguridad personal por el incremento de la llamada delincuencia común. El más reciente informe de las organizaciones Colombia Diversa y Caribe Alternativo sobre derechos humanos de personas lesbianas, gays, bisexuales y trans en Colombia 2017, denominado: “La discriminación, una guerra que no termina”, revela que la violencia permea todos los estratos sociales del país neogranadino y socava contundentemente los derechos de sectores vulnerables como la población no heterosexual. El informe registra femicidios, así como asesinatos por razones de orientación sexual o identidad de género, tales como los homicidios de dos mujeres por ser lesbianas, ocurridos en las municipalidades de Segovia y Remedios, del departamento de Antioquia o panfletos de amenazas contra la población LGBT por parte de grupos paramilitares en la localidad de Tuluá, en el departamento del Valle del Cauca. Según el mencionado informe, de los 66 hechos de violencia policial registrados en 2017, las mujeres homosexuales se encuentran entre las víctimas mayoritarias y se destaca el caso de una pareja de lesbianas, quienes fueron detenidas de manera arbitraria en Bogotá e insultadas y golpeadas por la policía. Los hechos demuestran que ser visiblemente lesbiana es un factor de riesgo en Colombia, no sólo para quienes son activistas de derechos humanos, sino también en la cotidiana vida del barrio, el municipio o la región. La simple expresión de la orientación sexual puede ser motivo de burlas, amenazas o agresiones, siendo especialmente vulnerables las parejas de lesbianas que manifiestan su afecto en público o la expresión de género de mujeres lesbianas con identidad masculina. El caso de los derechos de las mujeres lesbianas en Colombia debe mirarse con especial preocupación, porque no sólo incluye hechos de discriminación de género, orientación sexual o identidad sexual o de género por intolerancia en el ámbito comunitario, sino que, como documenta el informe “La discriminación, una guerra que no termina”, a lo anterior se suma el peligro frente a las amenazas en el contexto del conflicto armado y además se observa un riesgo acentuado, debido a la situación de indefensión frente a los abusos de organismos policiales y el desamparo judicial en lo que claramente luce como una guerra multilateral que esperamos finalice lo más pronto posible sin dejar nuevas víctimas.

Fuente: http://colombiadiversa.org

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s